El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) es inconstitucional si no hay incrementos de valor. Sentencias del Tribunal Constitucional de 16 de febrero y 1 de marzo de 2017

En estas sentencias, el Tribunal Constitucional estudia la conformidad de los preceptos de la normativa foral de Guipúzcoa y Álava reguladora del Impuesto con el principio de capacidad económica reconocido por la Constitución Española.

Hay que señalar que la base imponible del IIVTNU se calcula según una fórmula objetiva: se multiplica el valor catastral del suelo en el momento de la transmisión del inmueble por el período de tenencia del inmueble en el transmitente (con un máximo de 20 años) y por unos coeficientes que medirían cuanto habría podido aumentar el valor del suelo en ese período.

Esta regla de cuantificación supone que la base imponible del Impuesto y, en consecuencia, la cuota tributaria son siempre positivas, aun cuando el suelo no haya incrementado su valor en ese período o, incluso, lo haya disminuido.

El Tribunal Constitucional en estas sentencias concluye que los artículos relativos a cómo se determina la base imponible, son inconstitucionales y nulos en la medida en que someten a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor e impiden a los sujetos pasivos acreditar esta circunstancia.

Hemos de indicar que es previsible que el Tribunal se pronuncie en el mismo sentido sobre las cuestiones de inconstitucionalidad planteadas por otros Juzgados y Tribunales Superiores de Justicia respecto a los preceptos de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales aplicables en territorio común.