Tributación en el IRPF de las devoluciones de las cláusulas suelo

En el Boletín Oficial del Estado de 21 de enero de 2017, se publicó el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

Entre otras medidas, en este texto normativo, se regula el tratamiento fiscal de las cantidades percibidas por la devolución de las cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos derivadas de acuerdos celebrados con las entidades financieras. A tal fin, en la Disposición final primera del citado real Decreto-Ley, se modifica la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En este sentido, se establecen las siguientes normas a efectos de IRPF, con efectos desde el 21 de enero de 2017 y ejercicios anteriores no prescritos:

  1. No se integrará en la base imponible del IRPF la devolución derivada de acuerdos celebrados con entidades financieras, en efectivo o a través de otras medidas de compensación, junto con sus correspondientes intereses indemnizatorios.
  2. Cuando tales cantidades, en ejercicios anteriores, hubieran formado parte de la base de la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones establecidas por la Comunidad Autónoma, se perderá el derecho a practicar la deducción en relación con las mismas, debiendo sumar a la cuota líquida estatal y autonómica, devengada en el ejercicio en el que se hubiera celebrado el acuerdo con la entidad financiera, exclusivamente las cantidades indebidamente deducidas en los ejercicios respecto de los que no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación.

    Lo anterior no resultará de aplicación respecto de la parte de las cantidades que se destinen directamente, en virtud del acuerdo alcanzado, a minorar el principal del préstamo.

  3. Cuando tales cantidades hubieran tenido la consideración de gasto deducible en ejercicios anteriores respecto de los que no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, se perderá tal consideración, debiendo practicarse autoliquidación complementaria correspondiente a tales ejercicios, sin sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno en el plazo comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este Impuesto.

Se adjunta, a continuación, el enlace a la parte del Boletín Oficial del Estado del Estado del 21 de enero de 2017, donde se publica el mencionado Real Decreto: https://www.boe.es/boe/dias/2017/01/21/pdfs/BOE-A-2017-653.pdf